Reducen porciones y gramaje en productos para hacer mas asequible el precio

Ante una mayor  inflación en el mundo las empresas y los establecimientos de preparación de alimentos y bebidas han comenzado a reducir las porciones de los productos que ofrecen, esto con la finalidad de hacer más asequible, los bienes de consumo primario, a la población que ha visto mermado su poder adquisitivo.

La reduflación, como se le conoce al fenómeno en el que se reduce el tamaño o cantidad de las mercancías, es algo ya común en los productos señalo Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

Algo similar ocurre en el sector de restaurantes, que buscan  cambiar sus menús sin perder atractivo para los comensales, afirmo Daniela Mijares, presidenta ejecutiva de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

 “El problema de la inflación nos afecta a todos, la industria tiene claro que no puede trasladar estos costos al consumidor final, los restauranteros están usando la creatividad y están viendo la forma de cambiar sus menús para contener el alza y ser más ingeniosos en el tema de precios”, apunto el ider  del la Canirac.

En tanto José Abugaber Andonie, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) comentó que “los niveles de inflación que estamos viviendo, aún no nos llevan a tomar decisiones como esa”. Sin embargo, no descartó que se pueda recurrir a la reduflación como “una alternativa de prevención”.

“Normalmente, cuando hay entornos de crisis o entornos de empobrecimiento de la población es cuando las empresas empiezan a empaquetar las presentaciones de menor tamaño”, dijo Sofía Ramírez, directora de México cómo vamos.

“La corriente reduccionista tiene que ver con la caída del poder adquisitivo de la gente”, dijo el presidente de la Anpec.

Rivera explicó que la reduflación surge después de que las compañías comenzaron a presentar y robustecer su portafolio de productos con presentaciones más pequeñas, bajo argumentos de salud como la NOM-051, pero también relacionado con temas económicos.

Agregó que muchos consumidores no alcanzaban a comprar las presentaciones regulares y las empresas crearon otras presentaciones a precios más asequibles, “menos cantidad, menor precio”, fenómeno contrario a lo ocurrido hace más de dos décadas cuando crearon presentaciones megas o familiares.

“No todo lo que brilla es oro, si bien podemos decir que en la era de lo mega y de lo grande el consumidor obtenía una ventaja de tener más producto por menor precio, en el caso de la reduflación no es exacto, porque se está presentando el fenómeno contrario que son la presentaciones chiquitas o reducidas, salen más caras que si las compras de manera regular.”

En un recorrido por tiendas de autoservicio se constató la existencia de presentaciones con menor proporción, aunque dicho fenómeno es más recurrente en zonas populares como Tlatelolco,

Por el momento, estamos confiando y actuando para que el Paquete contra la Inflación y la Carestía (Pacic) ayude a contener los niveles de inflación en beneficio de las familias más afectadas y no tengamos que recurrir a estas alternativas”, dijo Abugaber, quien señaló que no existe información de que las empresas están recurriendo a este tipo de acciones.

Rivera advirtió: “Estamos viviendo una etapa previa al desabasto, la escasez, el mercado empieza a tener menos energía, porque no tenemos la suficiente mercancía”.

Subrayó que comienza a ser visible en algunos productos y zonas, como el agua embotellada, los aceites comestibles, los lácteos, entre otros.

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: