Inflación anual llega a 7.88%, la más alta en 21 años

La inflación en México no da tregua y el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) anota en la primera quincena de junio su mayor variación anual en más de 21 años.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló esta mañana que el INPC experimentó una variación de 0.49 por ciento en los primeros quince días de junio. Con este resultado, la inflación en 12 meses se disparó a 7.88 por ciento, lo que supone el registro más alto desde enero de 2001, y su nivel anual más alto para una primera quincena de junio desde 2000.

Todas las divisiones que conforman la canasta del INPC subieron. Entre las divisiones con alzas en sus precios destacaron alimentos y bebidas y tabaco de 11.71 por ciento anual; productos pecuarios, agrícolas, frutas y verduras registraron aumentos de 15.12, 14.31 y 13.29 por ciento, respectivamente, en los últimos 12 meses.

La inflación general anual estuvo por encima de las expectativas del consenso de analistas económicos, debido a que en la última encuesta de Citibanamex se estimaba en 7.7 por ciento en la primera quincena de junio. Los encuestados proyectaron que durante la primera mitad de junio el INPC aumentó 0.32 por ciento quincenal, lo que implicaba una tasa anual de 7.70 por ciento.

El índice de precios subyacente, que excluye energía y agropecuarios, reportó un incremento 0.50 por ciento a tasa quincenal y anual 7.47 por ciento. En el mismo periodo, el índice de precios no subyacente, aquel que sí incluye productos de alta volatilidad como los precios agropecuarios y energéticos, subió 0.49 por ciento quincenal y 9.13 por ciento a tasa anual.

Las mercancías no alimenticias subieron 7.80 por ciento anual; taquerías, fondas y loncherías aumentaron 6.64 por ciento; mientras que los energéticos, 5.86 por ciento.

Respecto a la inflación subyacente, los analistas la estiman en 0.35 por ciento quincenal o 7.31 por ciento anual. Por lo tanto, la inflación no subyacente en la primera quincena de junio se proyecta en 8.85 por ciento anual.

Al interior del índice subyacente, a tasa quincenal, los precios de las mercancías aumentaron 0.64 por ciento y los de servicios, 0.33 por ciento.

Dentro del índice no subyacente, a tasa quincenal, los precios de los productos agropecuarios crecieron 0.85 por ciento y los de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno, 0.19 por ciento.

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: