Debemos rescatar al país del interés particular de una persona

Por Víctor Barrera

México se encuentra atrapado en una barahúnda ocasionada por las malas decisiones y ocurrencias de la presente administración, que podrían continuar hasta el final de este sexenio, lo que implica que no lograremos salir de la crisis económica y que posiblemente esto se mantendrá durante la próxima administración.

Datos recientes apuntan que la crisis económica mundial se mantendrá, por lo menos durante  los próximos tres o cuatro años, esto depende de la fortaleza y la resiliencia con la cual  actúen las naciones.

En México poco se ha hecho para  intentar una recuperación económica  en el corto plazo, principalmente porque no se quiere trastocar las finanzas publicas, para evitar que se incremente el costo de la demuda publica, sin embargo tampoco se ha hecho nada para ir  amortiguando el costo de la misma.

El tema político, basado en la popularidad, ha sido de mayor relevancia en esta administración, lo que impide observar otros problemas presentes que necesitan  solución inmediata, la inseguridad, pobreza, y el sistema de salud totalmente  desquebrajado además de una política laboral sin interés de establecer un ambiente favorable para la  creación de fuentes de empleos con salarios dignos y suficientes para cambiar  la calidad de vida de los mexicanos.

Desde el inicio de esta administración sus secretarios de estado prácticamente solo son floreros que poco influyen en decisiones respecto al sector o cartera que deben manejar, todo se decide desde  el poder de un solo hombre y no a través de establecer políticas publicas.

Se ha intentado  realizar un cambio  de una manera pragmática y no planificada, para  crear un sistema de salud eficiente, se destruyo el existente y se creo otro que aun no termina de consolidarse.

En términos económicos, no existe un plan estratégico para fortalecer al sector y con ello  mantener y desarrollar mas fuentes de empleo, se piden incrementos salariales, pero no se otorga al inversionista incentivos que le permitan obtener ganancias importantes.

Se otorgan las obras planeadas por el Ejecutivo al Ejército y se les da  también su administración, disminuyendo con ello la participación del sector privado en las mismas, a cambio de promesas de  crear proyectos de inversión que los beneficiara, y  van por lo menos tres programa que se han anunciado sin que ninguno de ellos logre arrancar.

En  política  internacional se desatienden los acuerdos firmados en el T-MEC, se presiona demasiado al gobierno del socio comercial más importante, Estados Unidos y se boicotea el evento de mayor importancia para el continente, La Cumbre de las Américas, se ofende al Parlamento Europeo con quine tenemos acuerdos y tratados comerciales

En el tema de seguridad la política de “abrazos y no balazos”, limita el accionar del Ejército y la Guardia Nacional, y se adereza con la idea de que se debe  proteger a los criminales porque son seres humanos. Esto permite que grupos delincuenciales y armados se vayan apoderando del territorio nacional, utilizando sicarios para atemorizar a la población y cobrar el derecho de piso.

La ley ahora ya no se debe aplicar conforme a lo escrito, sino  sobreponer a ello lo justo aun cuando no sea legal, rompiendo con ello al Estado de Derecho para  imponer intereses personales.

La ideologización de la educación, donde la mayor virtud es la pobreza y no debe existir ningún motivo para aspirar a otro estado de bienestar mayor. Todo esto bajo la simulación de que lo que se ha realizado  es distinto a lo que existía y lo justifica con la frase “tengo otros datos”.

Se pretende controlar la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Instituto Nacional Electoral, bajo las palabras, “no me vengan a decir que la ley es la ley”. También se mantiene la falsa narrativa de acabar con la corrupción cuando sus familiares están  envueltos en ella, no permite avanzar en su honestidad valiente.

 Su temor a perder el  poder hace acrecentar la división social y política, enfrenta a los fifí, conservadores y traidores a la patria con el pueblo bueno.  Reconoce la competitividad de la oposición al reconocer a Ricardo Anaya como contendiente  tratando con ello de  deshacer la alianza Va por México.

Mantiene la esperanza que su amigo Dante Delgado  le otorgue su apoyo a través  de Movimiento Ciudadano, porque el 7 por ciento en términos electorales, que tiene MC es la diferencia importante para mantener la presidencia en Morena y sus aliados, de no conseguirlo, pronto reconocerá a Colosio García y Alfaro como  buenos políticos  capaces de ser una alternativa, dividiendo con ello a la posición política.

México debe entender que el cambio se hace para mejorar y no empeorar y para ello se debe tener conciencia de que vivimos una situación de emergencia nacional.  Debemos  crear la ni unidad nacional, para reconstruir desde ahora al país y sus instituciones y no esperar hasta el 2024.

La hegemonía política hace bastante daño, ya lo vivimos  cuando el PRI era quien la operaba,  debemos  evitar que el poder sea nuevamente de un solo hombre, debemos  proteger a los  organismos ciudadanos que protegen funestos intereses y evitar que sean absorbidos por el Ejecutivo, para establecer sus intereses particulares sobre los de la nación.

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: