De nuevo Verstappen y Checo Pérez hacen el 1-2

El líder del campeonato mundial de Fórmula Uno, Max Verstappen, ganó el Gran Premio de Azerbaiyán en un doblete de Red Bull el domingo, mientras que sus rivales de Ferrari, Charles Leclerc y Carlos Sainz, tuvieron que abandonar la carrera por problemas en sus autos.

El mexicano Sergio “Checo” Pérez, ganador de la prueba anterior en Mónaco, fue segundo en las calles de Bakú con el británico George Russell completando el podio para Mercedes.

La victoria de Verstappen compensó la agonía del año pasado, cuando al joven holandés se le negó el triunfo entonces por un reventón de neumáticos a cinco vueltas del final. Fue el sexto ganador diferente en seis carreras en Bakú.

Verstappen amplió su ventaja como líder del campeonato al ganar el domingo el Gran Premio de Azerbaiyán — su quinta victoria de la temporada — tras un enémiso abandono prematuro de Leclerc.

El piloto de Ferrari largó desde la pole pero cedió el primer lugar de inmediato a Sergio Pérez, el compañero de Verstappen en Red Bull, en la primera curva. Leclerc amagó con una reacción al aprovechar el ingreso del coche de seguridad virtual.

Leclerc parecía tener opciones para pelear por el triunfo, pero el monoplaza del piloto monagesco empezó a arrojar humo en la vuelta 20 de las 51 en el circuito callejero y entró  a pits.

El motor le había fallado otra vez. Fue su segundo abandono en tres carreras.

“Esto me duele. Tenemos que investigarlo para que no se repita. No encuentro las palabras adecuadas para describirlo. Obviamente que es muy, muy decepcionante”, dijo Leclerc.

Verstappen había rebasado a Pérez poco antes del fallo de Leclerc y el reinante campeón de la F1 dominó a placer para su quinta victoria de la temporada.

“¿Fue una buena carrera o no?”, preguntó a Verstappen por la radio del equipo.

El jefe de Red Bull Christian Horner replicó que Verstappen ganó con “un manejo muy maduro”.

Red Bull ha hilvanado cinco victorias. Leclerc cuenta con un par de triunfos, pero el último se remonta al GP de Australia a inicios de abril y su último podio fue en Miami a inicios de mayo.

“Así es el automovilismo. Es algo que me pasado, le ha pasado a mucha gente en el pasado. Desafortunadamente, le está ocurriendo a Charles”, dijo Verstappen cuando le preguntaron si tenía lástima por las penurias de su oponente.

“Si estuviera en la mima situación, yo también estaría decepcionado. Creo que es muy normal. Esto se trata de saber salir del hueco, siempre hay que buscar mejorar. Fue lo que hicimos al inicio de la temporada. Uno aprende de ello. No te gusta, estás irritado, pero le das la vuelta”.

Verstappen salió airoso un año después de que parecía encaminado a la victoria en Bakú. Entonces, el pinchazo de un neumático provocó que se estrellara contra el muro a falta de tres vueltas.

El temor por otro imprevisto resurgió cerca del final este domingo cuando Verstappen informó a su equipo que algo andaba mal con los frenos. Pero pudo llegar a la meta.

“No se podrá reponer lo que perdiste el año pasado, pero creo que hoy hemos tenido un ritmo increíble en el monoplaza. Hemos podido cuidar los neumáticos, recortar tiempo y rebasar para tomar el liderato”, dijo Verstappen.

“Desde luego, he tenido algo de suerte con el abandono (de Leclerc)”, añadió el reinante campeón mundial. “Sin embargo, nuestro monoplaza estaba muy rápido, así que se pudo cerrar esa brecha”.

Red Bull completó el 1-2 en la carrera. El mexicano Pérez entró segundo, por delante de los Mercedes de George Russell y Lewis Hamilton.

Pérez, quien ganó en Bakú el año pasado, dijo que Red Bull tomó la “decisión correcta” en cuanto a no entrar en un mano a mano con Verstappen por la victoria y mencionó que su monoplaza sufrió con el desgaste de los neumáticos.

“Max estaba con buena ventaja y en este circuito cualquier puede pasar y el 1-2 es el mejor resultado que podemos tener”, señaló Pérez.

Fue un día funesto para Ferrari, ya que tanto Leclerc y su compañero Carlos Sainz Jr. abandonaron. Fue la primera vez desde el Gran Premio de Italia en 2020 que los dos monoplazas de la escudería no pudieron terminar.

Los fallos de Ferrari han coincidido cuando Red Bull parece haber resuelto sus propios problemas. Verstappen y Pérez abandonaron en la primera carrera de la temporada en Bahréin.

Verstappen quedó al frente del campeonato con una diferencia de 21 puntos sobre Pérez. Leclerc retrocedió a la tercera plaza, 34 puntos detrás de Verstappen.

Hamilton se quejó de dolores en la espalda por la tendencia de su Mercedes de rebotar bruscamente a altas velocidades. Tras quedar cuarto el domingo, el siete veces campeón mundial se sujetó la espalda al salir con cautela de su monoplaza.

“Tenemos que hacer algunos cambios”, le dijo al jefe del equipo Toto Wolff.

“Cuando arreglemos esto del rebote, vamos a estar peleando en la carrera”, indicó Hamilton. “Ahora mismo estamos perdiendo más de un segundo por el rebote”.

Pierre Gasly llegó quinto con su AlphaTauri, seguido por Sebastian Vettel de Alfa Romeo.

Fernando Alonso con un Alpine se apoderó de la séptima plaza, por delante de los McLarens de Daniel Ricciardo y Lando Norris. Esteban Ocon, compañero de Alonso, quedó décimo.

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: