La oposición con un gran reto, conformarse en un grupo más amplio  

Por Víctor Barrera 

En lo que puede ser calificado como un acto de campaña anticipada, Morena se presentó el domingo en el Estado de México para establecer que la hegemonía que mantiene en la república, gobierna 22 de las 32 entidades federales, podría ser el elemento principal para alcanzar la continuidad en la presidencia de la república, el problema es que aún no se decantan porque que candidata o candidato será quien realice esa tarea. 

Esto muestra que la oposición deberá buscar con frialdad, claridad y constancia la estrategia para detener ese objetivo, algo que parece difícil, pero no imposible, porque primero deberá desaparecer las diferencias y egolatrías existentes en esta oposición conglomerada en lo que hoy se llama Va por México. 

Además, se debe integrar a organizaciones ciudadanas que llevan mucho tiempo gestándose a lo largo y ancho del país, que también tienen sus propios intereses y enfoques particulares sobre temáticas nacionales. Estas organizaciones ciudadanas reflejan la gran variedad y complejidad social, ideológica, cultural, laboral y gremial de la sociedad mexicana. 

Fueron las primeras en plantear la necesidad de que los partidos políticos de oposición se sumaran en una alianza para enfrentar con éxito a Morena, dejando a un lado su pasado como contrincantes electorales. 

Esa unidad tuvo un éxito importante en las elecciones intermedias de 2021. Esta se convirtió en un bloque legislativo que ha logrado detener algunas “ocurrencias” de quien ocupa el poder Ejecutivo. 

Sin embargo, falta sumar más gente que impida que haya continuidad de una administración que solo ha venido a destruir algunas instituciones que permitían mantener un desarrollo para el país, no solo económico, sino social y democrático.

Uno de esos grupos, es Movimiento Ciudadano (MC) que mantiene cierta distancia con la otra oposición, pero que entiende que el objetivo único es sacar a Morena del a presidencia.

MC está conformada por un grupo de políticos que entienden que las necesidades del país solo pueden cubrirse bajo el esquema de una nueva ruta que en estos momentos hemos seguido. 

El problema no es confluir en un objetivo, porque todos coinciden en él, sino el establecer las coincidencias que permitan que tantos las ideas de derecha, centro e izquierda originen una nueva estrategia. 

Lamentablemente aún existe una incompatibilidad entre las ideologías que impiden obtener esa estrategia de gobierno que pueda poner a México en el lugar que debe tener demoro del mapa económico y geopolítico del mundo. 

Hoy una izquierda radical gobierna el país y a Morena, que puede ser sectorial, algo que podría ser su propia destrucción, Ante ello la oposición deberá ofrecer esa estrategia capaz de la inclusión de todos los grupos e ideologías o de lo contrario no se alcanzara el objetivo permitiendo con ello la posibilidad de que México se encuentre encerrado dentro de una estrategia fallida de gobierno. 

Se dice que aún falta mucho tiempo para el 2024, pero morena empezó a demostrar que ya está a la vuelta de la esquina y que su temor a perder el control del país, hace que se adelanten los actos de campaña. 

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: