El TRI de Martino genera más dudas que felicidad a la afición

La gira de la selección mexicana de fútbol por Estados Unidos continuó este domingo 5 de junio con el duelo amistoso frente a Ecuador en el Soldier Field de Chicago. La escuadra del ‘Tata’ Martino tuvo otra tarde para el olvido con un empate sin goles en el último encuentro amistoso por territorio norteamericano.

Gerardo Martino volvió a realizar rotaciones con jugadores que han sido titulares a lo largo de su proceso al frente del conjunto Tricolor. Después de lo ocurrido ante Uruguay, la Selección Mexicana mostró una cara distinta en el arranque del partido, pero Ecuador logró equilibrar las acciones y por momentos puso en peligro el arco de Guillermo Ochoa.

Con el correr de los minutos, el equipo del ‘Tata’ Martino tuvo complicaciones para generar opciones al ataque, hasta que Jesús Corona tuvo en sus pies la oportunidad de abrir el marcador al 13′. En dicha jugada, el ‘Tecatito’ recibió un fuerte golpe y en la pierna derecha y de inmediato se encendieron las alarmas en la banca del Tri.

El jugador del Sevilla intentó mantenerse en el campo, pero los problemas físicos no le permitieron continuar y tuvo que abandonar el partido al 28′ para ceder su lugar a Uriel Antuna. La situación no parecía mejorar para México y en la recta final de la primera mitad Guillermo Ochoa se hizo presente con buenas intervenciones que mantuvieron el 0-0.

Las acciones se reanudaron en el Soldier Field y los pupilos de Gustavo Alfaro se volcaron con todo al frente en busca de la ventaja. México no parecía ofrecer respuesta y Martino realizó más modificaciones, con el ingreso de Luis Chávez y Orbelín Pineda por Fernando Beltrán y Alexis Vega.

El partido se tornó ríspido y luego de una falta sobre Luis Chávez, los ánimos se calentaron con un pleito en el que intervinieron elementos de ambos combinados. Las aproximaciones eran escasas para las dos selecciones, hasta que Raúl Jiménez apareció en el corazón del área con un disparo que se fue a pocos centímetros de la portería.

El conjunto azteca vivía sus mejores momentos en la cancha y la polémica se presentó nuevamente cuando Uriel Antuna fue derribado dentro del área en el minuto 77′. El árbitro Oliver Vergara no señaló la pena máxima para el Tri y la afición se hizo presente con el grito homofóbico, por lo que el encuentro se suspendió algunos minutos.

Martino realizó sus últimos cambios y las dudas volvían a generarse ante las pocas oportunidades y la falta de definición de cara a portería. El juez Vergara agregó seis minutos al reloj y Ecuador aprovechó para ejercer presión, pero sus delanteros tampoco estuvieron finos y así llegó el silbatazo final.

El marcador no se movió en Chicago y la Selección Mexicana volvió a levantar críticas por otro juego en el que se fue sin marcar. Ahora el conjunto de Gerardo Martino tendrá que regresar a territorio nacional para enfrentar a Surinam el sábado 11 de junio en la cancha del Estadio Corona por la primera fecha de la Concacaf Nations League.

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: