Exige Ramírez Barba detener violación que se hace desde Palacio Nacional a profesionales de la medicina formados en México

Ante el anuncio que hizo en días pasados el Presidente de la República de contratar a médicos cubanos, el diputado Éctor Jaime Ramírez Barba, demandó un alto a la violación de médicos formados en México que se hace desde Palacio Nacional y presentó un Punto de Acuerdo para que la Comisión Permanente del Honorable Congreso de la Unión, exhorte al Ejecutivo Federal y a los gobiernos de las entidades federativas, a abstenerse de contratar a profesionales de la salud de origen cubano, ante las irregularidades presentadas en sus esquemas de contratación y atentados hacia sus derechos humanos, que han sido documentados por la ONU, la OEA y diversas naciones.

El Punto de Acuerdo, exhorta a la Secretaría de Salud del Gobierno Federal y al Instituto de Salud para el Bienestar, a informar sobre las condiciones de contratación del personal de salud de origen cubano que llegó a nuestro país o los que estarán llegando de conformidad con el anuncio del Presidente de la república realizado el 9 de mayo de 2022, detallando:

 Vigencia de los contratos.

Número de profesionistas contratados o que serán contratados.

Condiciones salariales.

Formación profesional, especificando su especialidad en el campo de la medicina

“Los Diputados del PAN concordamos con las afirmaciones de los médicos de nuestro país, nuestros profesionistas cuentan con capacidad y experiencia avaladas por las Universidades de la República mexicana, formados en el pleno conocimiento de las necesidades e idiosincrasia de nuestra población, a los que de manera injusta se ha relegado, privilegiando a médicos extranjeros, desconociendo la formación académica de nuestras universidades, solamente por los compromisos políticos del presidente de México con el gobierno cubano”, afirmó el también médico de profesión, Ramírez Barba.

El legislador panista, señaló que es evidente que se está ante una violación a la ley que pone en riesgo la salud de la población mexicana, ya que la Ley General de Salud, en su artículo 79, establece que, para el ejercicio de actividades profesionales en el campo de la medicina, se requiere que los títulos profesionales o certificados de especialización hayan sido legalmente expedidos y registrados por las autoridades educativas competentes, “lo que no está del todo claro en el caso de los médicos cubanos, ¿en manos de quien estaríamos dejando nuestra salud?”, refirió.

En el mismo sentido, agregó, que el artículo 81 de la misma ley, dispone que la emisión de los diplomas de especialidades médicas corresponda a las instituciones de educación superior y de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes.

Por lo que para la realización de los procedimientos médicos quirúrgicos de especialidad, se requiere que el especialista haya sido entrenado para la realización de los mismos en instituciones de salud oficialmente reconocidas ante las autoridades correspondientes, como los Consejos de Especialidades Médicas que tengan la declaratoria de idoneidad y que estén reconocidos por el Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas, constituido por la Academia Nacional de Medicina de México, la Academia Mexicana de Cirugía y los Consejos de Especialidad, que están facultados para expedir certificados de su respectiva especialidad médica.

“En este caso, en estricto sentido, los cubanos deberían con acreditaciones, avalar su capacidad en el ejercicio de la medicina, sobre todo, en el caso de medicina de especialidad”, explicó Éctor Jaime Ramírez.

Agregó que la ley es clara, porque conforme a la Ley Reglamentaria del artículo 5o. constitucional, relativo al ejercicio de las profesiones en la Ciudad de México, los extranjeros podrán ejercer en la medicina, con sujeción a lo previsto en los tratados internacionales de que México sea parte, pero en todo caso, el ejercicio profesional de los extranjeros, estará sujeto al cumplimiento de los demás requisitos establecidos por las leyes mexicanas.

Por otra parte, dijo, el personal de salud que llega de Cuba tiene un ingreso superior al de los médicos mexicanos; mientras que los cubanos recibirán 30 mil dólares en promedio por su contrato (70 mil pesos), un médico mexicano con especialidad, recibe en promedio entre 15 mil y 18 mil pesos. Solamente en la Ciudad de México, se estima que el número de médicos generales que están desempleados o subempleados y sí están capacitados para realizar esas mismas tareas de primer contacto, ascienden a 30 mil, quienes por tanto, están desplazados, discriminados por el gobierno de la ciudad, de acuerdo con lo señalado por los colegios y asociaciones de médicos.

“El Presidente en reiteradas ocasiones ha señalado la importancia de basificar a 87 mil trabajadores de la salud que están sin contrato, laborando en las instituciones públicas, algunos por más de 20 años, se habla también de un déficit de trabajadores superior al medio millón entre médicos y enfermeras; sin embargo, ahora, ante la necesidad de contratar más personal de la salud voltea al extranjero para ocupar los espacios”.

Por otra parte, recordó que para incrementar la formación de médicos especialistas, el presidente se comprometió a incrementar a 30 mil las plazas ofertadas en el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas15; sin embargo, para 2021, hubo menos de 20 mil, además de que hay 20 mil rechazados cada año.

“Es decir, una promesa incumplida que nos condena a un déficit en la atención médica, causado por el propio desinterés del gobierno federal en la formación de profesionistas”, afirmó el legislador por Guanajuato.

A pesar de que también se anunció la universalización de los espacios en el nivel superior, la UNAM admite a 1 de cada 11 aspirantes a estudiar medicina, por falta de presupuesto.

El presidente habla de un déficit de profesionistas, pero médicos y personal de enfermería mexicanos no fueron contratados después de estar en la primera línea contra COVID19, arriesgando su integridad y poniendo su empeño en salvar vidas.

“El presidente miente, no le importa la formación de especialistas en medicina, sino cumplir con acuerdos políticos con el gobierno cubano”.

Lo anterior, dijo Ramírez Barba, queda claro que la pandemia fue solamente la vía de justificación para la llegada de médicos cubanos al país, ya desde finales de noviembre del 2018 a través de un medio de comunicación cubano, surgió la declaración de un funcionario de aquel país afirmando que los médicos que regresaran de Brasil podrían ser enviados a México bajo el programa de “Más Médicos”.

En un afán ideológico, no de salud, se ha pretendido su ingreso a nuestro país, ejerciendo labores profesionales para las cuales hay miles de mexicanos bien calificados.

A pesar de que los médicos cubanos merecen todo el reconocimiento, y que sin duda ha contribuido enormemente al avance de la medicina, lo cierto es que el gobierno cubano manipula las misiones en el extranjero con fines claramente políticos, a los que nuestro país se está alineando, afectando con ello a los profesionistas mexicanos, a nuestro sistema de salud y a las finanzas del país en el peor momento de su historia reciente.

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: