Atlas pasa a la final

En un partido que tuvo a los aficionados en verdadera crisis de nervios, Tigres de la UANL, no lograron consumar la hazaña de pasar a la final. Atlas perdió por el marcador de 4-2; sin embargo, los rojinegros avanzan a la final del Torneo Grita México C22, gracias al marcador global de 5-4.

El Volcán Universitario estaba completamente en erupción para apoyar a su equipo, por lo que esperaban presenciar una hazaña como las que han estados acostumbrados. A pesar de que estuvieron equilibrados la mayor parte del primer tiempo, una desatención defensiva tigre dio paso a que Julián Quiñones metiera gol al minuto45, silenciando completamente el estadio.

Previo al arranque de la segunda mitad, en las pantallas del inmueble pasaron videos de algunas de las volteretas que han logrado, esto para inspirar tanto a la gente como al equipo.

Los jugadores de Tigres sabían que tenían que meter un gol lo antes posible, por lo que no podía ser nadie más que André-Pierre Gignac, quien metió su primer gol de la noche al 54 por la vía del penal.

Aquí parecía que poco a poco, los dirigidos por Miguel Herrera despertaban, por lo que pronto llegaría otro gol que los aproximara a la final.

Sabiendas que tenía que ponerse el equipo al hombro, de nueva cuenta llegó el jugador emblema de Tigres, quien al 59 puso a soñar a los regiomontanos.

Los ánimos empezaban a aumentar en el estadio de la Universidad Autónoma de Nuevo León y con ello, los Tigres se fueron al frente, asfixiando a los Zorros dirigidos por Diego Cocca, faltando todavía muchas emociones.

Tras una jugada dudosa dentro del área que tuvo que ser revisada por el VAR, el árbitro César Arturo Ramos marcó penalti, donde el francés no titubeó, para así dar e 3-1 en el partido al minuto 74.

Teniendo todo el ambiente y el momento anímico a su favor, los felinos apretaron todavía más, por lo que el gol que les daba el pase a la final llegó: Igor Lichnovsky mandó a guardarla al 81, poniendo a todos los asistentes en un estado de euforia.

Faltaban alrededor de diez minutos para que el partido terminara el duelo y parecía que los Tigres se salían con la suya; sin embargo, un penal marcado en el tiempo de compensación a favor de Atlas por un empujón de Angulo, le quitó la risa a los universitarios.

Ya con la revisión en el VAR (la cual hubo varias en el juego), Aldo Rocha puso el 4-2 definitivo al 90+10, haciendo que todo fuera un mar de confusión y de furia para los locales.

Con escasos minutos en el reloj, por haber dos pelotas en el campo de juego y tras un episodio de confusión, Nahuel Guzmán resultó expulsado, dando por finalizado el partido unos minutos más tarde.

Gracias a este resultado, Atlas puede soñar en ser bicampeón, esto a pesar de que el arbitraje dejó mucho que desear. Por el otro lado, Tigres lo intentó, pero se quedó en el camino una vez más con un sabor sumamente agrio. Además, de haberla logrado, una alineación indebida de extranjeros le hubiera quitado el logro.

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: