La Cámara de Diputados recibió de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) los “Pre-Criterios 2023”.

En oficio dirigido al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez Luna, se da cuenta que el documento de los Pre-Criterios contiene los principales objetivos para la Ley de Ingresos de la Federación y el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2023.

Además, los escenarios de las principales variables macroeconómicas para el próximo año: crecimiento, inflación, tasa de interés, precio del petróleo.

De igual forma, el documento plantea los escenarios sobre el monto total del Presupuesto de Egresos de la Federación y su déficit o superávit, así como la enumeración de los programas prioritarios y sus montos.

En un resumen ejecutivo se manifiesta que os impactos persistentes de la pandemia en los desbalances entre oferta y demanda, y el escalamiento del conflicto geopolítico entre Rusia y Ucrania, han obligado a los países a ajustar sus expectativas de crecimiento para este año.

Por tal razón la SHCP al actualizar  las cifras señala que respecto al  crecimiento económico para las estimaciones de finanzas públicas a este 2022 se ajusta a 3.4 por ciento.

Subraya también que para la segunda mitad del sexenio, esta administración continuará con una  política fiscal consistente que  mantener finanzas públicas sanas y  la deuda en una trayectoria decreciente además de  incrementar la recaudación a través del combate a la evasión y elusión fiscal.

Por ello, el Gobierno de México anticipa el cumplimiento de las metas  fiscales aprobadas para este año, pese a la incertidumbre observada en el entorno externo con un déficit de 3.1 por ciento del PIB.

También reafirma mantener los equilibrios fiscales y macroeconómicos sin descuidar su responsabilidad de garantizar el bienestar de las y los mexicanos. Así, para 2023, el gasto programable pagado se mantendrá constante en términos reales lo cual, aunado a la continuidad de los proyectos prioritarios que detonarán empleos de manera directa, contribuirá a cerrar las brechas sociales y regionales del país.

En el tema de  los ingresos presupuestarios del sector público se estima sean mayores en 328 mil 752 millones de pesos respecto a lo previsto en la LIF 2022. En su composición, se anticipa que los ingresos petroleros se ubiquen por encima de lo aprobado en 535 mil 509 millones de pesos, impulsados al alza por un mayor precio del petróleo en 37.8 dólares por barril respecto a lo aprobado.

En contraparte, se estima que al excluir el IEPS correspondiente a combustibles, los ingresos tributarios se ubiquen por encima de lo aprobado en 27 mil 159 millones de pesos, con un crecimiento de 2.4% real anual con respecto a lo observado en 2021. En el caso de los ingresos no tributarios, la estimación presentada se mantiene sin cambios respecto a lo aprobado. Derivado de lo anterior, se prevé una expansión del gasto neto total de 336 mil 261 millones de pesos. Específicamente, se espera que el gasto programable pagado registre una expansión de 244 mil 769 millones de pesos respecto a lo previsto en el programa, lo cual mantendrá el impulso al crecimiento económico y dará continuidad a los proyectos prioritarios, los cuales crean empleos de manera directa al tiempo que contribuyen a cerrar las brechas sociales y regionales.

En el caso del gasto no programable, se anticipa un incremento de 91 mil 492 millones de pesos respecto a lo aprobado. Al interior, destaca un aumento de 13 mil 619 millones de pesos en las participaciones a entidades federativas y municipios, en línea con el buen desempeño de la recaudación federal participable.

Para las proyecciones de finanzas públicas correspondientes a 2023, se considera un entorno favorable para la economía con un crecimiento puntual del PIB de 3.5%. Este crecimiento se sustenta en mayores niveles de actividad económica y de movilidad de los actores económicos, así como en la influencia de los proyectos 4 de infraestructura desarrollados por el Gobierno Federal, los beneficios comerciales del T-MEC y las mejoras en el mercado laboral que incluyen incrementos en términos reales del salario mínimo que, junto con el reconocido despliegue de programas sociales en favor de las poblaciones más vulnerables, impulsarán un mercado interno más dinámico.

Para 2023 se reafirma el compromiso de preservar una política fiscal responsable, a través de la cual los niveles de deuda se mantendrán estables, al tiempo que se destinarán recursos adicionales de manera persistente para impulsar el crecimiento de México. En este sentido, se estima en 2023 un superávit primario de 0.4% del PIB y un déficit público de 2.8% del PIB.

El documento lo remitió la SHCP con fundamento en los artículos 42, fracción I, de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria; 31, fracciones III, XIV, XV y XXXII, de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; 4, 7, párrafo primero, en relación con el artículo 16, fracciones XIX y XXV del Reglamento Interior de la Secretaría de Hacienda.

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: