Seis estados concentran la mitad de crímenes: SSPC

Durante la presentación del reporte mensual de incidencia delictiva en México la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, manifestó que  en comparativos del 2015 a la fecha la reducción de homicidios dolosos es de 26.4 por ciento.

 “La estrategia nacional de seguridad funciona, es la correcta y está ayudando a pacificar el país”, sostuvo.

Agregó “Se mantiene la tendencia sostenida a la baja en los pasados nueve meses. Es la cifra más baja de los cinco años recientes”.

En febrero de 2018, el promedio diario era 87 homicidios y ahora son 81; ese nivel representa 14.2 por ciento menos que en el mismo mes del año pasado. Si la comparación se hace con febrero de 2020, la baja es de 18.5 por ciento; 19.8 menos respecto a 2019, y 7.6 por ciento comparado con febrero de 2018.

De tal forma que el mes pasado, con el promedio diario en referencia, el acumulado mensual fue de 2 mil 260 asesinatos intencionales.

La mitad de los crímenes se concentran en seis entidades, lista ahora encabezada por Michoacán, que ha dejado en segundo sitio a Guanajuato, y le siguen Baja California, estado de México, Jalisco y Chihuahua. Tan sólo en el bimestre enero-febrero de este año, en Michoacán ocurrieron 484 homicidios, ocho más que en Guanajuato.

En cuanto al medio centenar de municipios prioritarios –atendidos con ese enfoque por el alto nivel de violencia– hay una baja promedio de 10.4 por ciento en los asesinatos ocurridos en estas regiones.

La tasa anterior se deriva de que 13 reportaron alzas de 41.8 por ciento en promedio, tres no presentaron variación y 34 tuvieron baja de 31.6 por ciento, igualmente en medición promedio.

Entre los ayuntamientos con alzas destaca: Ciudad Juárez, Celaya, Acapulco, Uruapan, Chihuahua, Tlajomulco de Zúñiga, Puebla, San Luis Potosí, Cancún y Jacona.

El reporte suele abrirse con la incidencia delictiva del fuero federal, es decir, cuya investigación es de responsabilidad de fiscalía General de la República.

Los delitos de esta clasificación bajaron 33 por ciento, respecto al nivel de inicio del sexenio; sigue la tendencia a disminuir, “estamos en niveles más bajos de los que se tenían en febrero de 2015”, comunicó al respecto.

En el fuero federal están clasificaciones como delitos contra la salud, fiscales, financieros, relacionados con armas de fuego y explosivos y patrimoniales; los tres primeros reportan bajas de 30, 22 y 10.3 por ciento, respectivamente, mientras que los dos restantes tienen alzas de 5.9 y 10.1 por ciento, en ese orden.

En cuanto al fuero común, atendidos por las fiscalías estatales, el robo total disminuyó 35.3 por ciento en febrero pasado, comparado con el máximo histórico de octubre de 2017.

En cuanto al feminicidio, la baja es de 29.2 por ciento, igualmente comparado con el máximo de agosto de 2021, mientras que la violencia familiar reporta baja de 25 por ciento, respecto al récord de mayo del año pasado.

Otros delitos a la baja son la extorsión, secuestro y robo de hidrocarburos, así como prevención de toma de casetas y número de cuentas bloqueadas, vinculadas a la delincuencia.

Related posts