Aprueban en comisión paquete de reformas para la “cobranza delegada”

La Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó, con cambios a un proyecto del Senado, un paquete de reformas para que las empresas descuenten, antes de cubrir el salario a sus trabajadores, los pagos parciales de créditos de nómina.

Se trata de regular un mercado que ha disparado el costo de los créditos a los trabajadores y que tiene, según diputados, un mercado donde incluso dirigentes sindicales se han puesto de acuerdo con empresas intermediarias, que expolian a los asalariados.

El dictamen –que se turnó a la Mesa Directiva para ser incluido en agenda en las próximas sesiones- incluye observaciones que hizo la Secretaría de Hacienda y aceptados por Morena y sus aliados, para no incluir como garantía de pago las pensiones, aguinaldos u otras prestaciones.

Además, se excluyó de los convenios de descuento compra de productos o bienes a plazos.

Desde febrero de 2021, la Cámara de Senadores aprobó modificaciones a las leyes generales de Títulos y Operaciones de Crédito, de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito, así como a la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros, con objeto de incluir la figura de “cobranza delegada”.

Luego, turnó el proyecto a la Cámara de Diputados.

El 29 de abril de ese mismo año, la Comisión de Hacienda intentó aprobar el dictamen, con la idea de incluirlo en la última sesión de ese periodo de sesiones, pero el desacuerdo prevaleció y ahora, once meses después finalmente se discutió, a partir de una nueva redacción propuesta por Hacienda.

A pesar de que la dependencia propuso fijar en la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito que, en los términos y condiciones de los contratos de crédito de cobranza delegada, se especifique la tasa máxima de interés, así como las comisione más altas que los trabajadores deberán pagar.

Este punto generó un amplio debate en la comisión, donde legisladores de Morena, PRI y PAN insistieron que, si se trata de proteger a los trabajadores y regular el mercado, es necesario impedir el cobro de altas tasas e incluso de intereses sobre intereses.

Carol Antonio Altamirano (Morena) consideró preocupante que, aún con la garantía de pago sujeto al salario y el bajo riesgo delos créditos, es necesario que las tasas se reduzcan, en favor de los trabajadores.

El legislador anunció que, cuando se discuta el dictamen en el pleno, presentará una reserva para facultar a la Secretaría de Hacienda para que presente un informe a la Cámara sobre la evolución del mercado y de las tasas.

Consideró que la reforma constituye un avance hacia regular los créditos de nómina, cuya cartera solo en las entidades reguladas asciende a 4.6 millones de créditos por 252 mil 900 millones de pesos.

“La realidad actual es de abusos, y con las nuevas medidas contenidas en este proyecto, hay transparencia, se da más certeza jurídica y, sobre todo, la difusión de información sobre el uso de éstos créditos en beneficio de los trabajadores”, indicó.

También, el diputado Jericó Abramo (PRI) resaltó que se debe poner un tope máximo a las cuotas que se cobran a los trabajadores, pues refirió que mientras el promedio actual de créditos personales en la banca es de casi 20 puntos, “una Sociedad financiera de objeto múltiple (Sofome) cobra hasta 70 por ciento anual, por un crédito que está garantizado por el salario de un trabajador, sin ninguna justificación”.

Related posts

A %d blogueros les gusta esto: